martes, 13 de mayo de 2014

Escapar aún es la opción

Por Daniel Palacios

LA HABANA.- Quizá algunos pensaron que el tímido y forcejeado regreso del profesionalismo al deporte cubano reduciría a cero la notable cantidad de deserciones en las delegaciones deportivas, pero ahí está la realidad: esta semana se supo de la escapada del camagüeyano Ramón Luis en Tijuana. En menos de tres meses dos boxeadores cubanos han “saltado la barda”.

 La historia del pugilista agramontino no toma a nadie de sorpresa, pero le sumamos reportes conocidos de luchadores, clavadistas, tenistas, ciclistas, voleibolistas, entre otros, en el primer trimestre del año 2014 y las cifras continúan alarmando. Es cierto que han descendido las escapadas, y claro que se debe estar ciego para darle la espalda a esa realidad, pero el punto clave está en que a pesar de que la cúpula político-militar gobernante cedió unos pesos bien ganados para los atletas, estos mantienen la idea de romper cadenas.

Entonces catalogan de “vergonzosa” la “deserción” del joven boxeador y le achacan no haber barrido en el torneo clasificatorio de la capital de Baja California. Es más fácil y conveniente que mirar atrás y ver la causa por la que un púgil en pleno momento de ascenso deportivo define poner en riesgo su vida en el cruce fronterizo antes que regresar. “Contra los millones nadie puede.

Eso lo haría hasta un chino si le ofrecen esa cantidad de dinero”, dice un viejo habanero ex militar con un vaso de ron barato al lado. Una verdad de Perogrullo, pero con aristas inconfundibles. Un deportista del lejano Burundi no desperdiciaría un contrato millonario, pero un cubano necesita poner en riesgo su vida, separarse por un largo ─casi eterno─ tiempo de su familia, aceptar que lo llamen “traidor” o “desertor” para tener solamente la posibilidad de lograr que alguien se interese, pues en su propia tierra otros deciden que su talento es fruto de un proceso político. La diferencia es ostensible.

Recientemente el pelotero espirituano Frederich Cepeda recibió un jugoso contrato con los Gigantes de Yomiuri en las Grandes Ligas de Japón y se habla de que devengará hasta el 90 por ciento de la contratación. Por su parte, el tercera base industrialista Yulieski Gourriel se encuentra a punto de estampar su firma con los Yokohama Bay Stars de la misma liga y serán alrededor de 20 los que sigan esos derroteros.

 Pero el béisbol es otra historia, la vitrina del experimento castrista del “profesionalismo del siglo XXI”, y en los cajones oscuros del desván están los otros deportistas, esos que no saben si tendrán otra oportunidad de intercambiar con el lógico mundo exterior donde impera, como mínimo, la sensación de libertad.

En fin, sería bueno que el sentido común imperara cuando intente pensar que el mero hecho de cobrar unos aún insuficientes pesos disuadirá a los jóvenes deportistas de abandonar las delegaciones deportivas o lanzarse en lanchas en busca de la libertad, porque el sistema es el que es puro veneno, ese que posiciona una vitrina luminosa en forma de bate y pelota para dar la sensación de un placer y optimismo generalizados.

 Los deportistas cubanos seguirán buscando nuevos horizontes, no porque le aguarden millones, sino porque ya no quieren que les esperen políticos corruptos a la entrada del aeropuerto José Martí transmitiéndoles mensajes vacíos de la “alta dirección” y, tras una palmadita en el hombro, todo vuelve a ser como antes. Eso es un motivo mucho mayor.

lunes, 7 de abril de 2014

Cuba y UE celebrarán primera ronda de negociaciones del nuevo acuerdo

La Unión Europea y Cuba celebrarán los próximos 29 y 30 de abril en La Habana la primera ronda de negociaciones del nuevo acuerdo de Diálogo Político y Cooperación que se espera pueda llevar a largo plazo a sustituir a la actual Posición Común que rechaza la isla, según reporta Europa Press.
   "La primera ronda comenzará los días 29 y 30 de abril en La Habana", han confirmado a Europa Press fuentes europeas, después de que los ministros de Exteriores de la UE aprobaran el mandato el pasado 10 de febrero.
   El director general para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffer, reconoció el mes pasado que auguran "resultados más lentos" en las negociaciones con Cuba que otros socios de la zona con los que la UE negocia otro tipo de acuerdos pero se mostró convencido de que ambas partes harían "un buen progreso".
   La idea es mantener reuniones cada dos meses --en La Habana y Bruselas de forma alternativa-- y contactos informales ente medias, incluido por videoconferencia.

   La UE propuso a priori mantener la primera ronda a finales de marzo o principios de abril, pero no convenía a la parte cubana, que propuso a la UE celebrar la primera ronda la semana del 12 de abril, que no es posible para la parte europea, según una fuente de alto nivel de la UE.
   El acuerdo, que fue promovido por el anterior Gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero, se tratará de cerrar "en algún momento en 2015" pero la fuente ha recalcado que "mejor un buen acuerdo que rápido" dado que se supone que debe enmarcar las relaciones bilaterales "durante 15 o 20 años".
   "Lo rápido que progresemos dependerá mucho de cómo reaccionarán los cubanos a la agenda que hemos fijado. Son bien conscientes de que cualquier acuerdo con la UE incluirá las disposiciones normales sobre gobernanza, democracia, Derechos Humanos y no proliferación de armas de destrucción masiva. Informalmente han confirmado que no será un problema para ellos. El demonio está en el detalle, pero en principio están de acuerdo", explicó Leffer en marzo ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara.
   Aunque el nuevo acuerdo representa un giro relevante en las relaciones bilaterales porque está llamado a reemplazar la Posición Común que la UE adoptó en 1996 --a instancias del gobierno español de José María Aznar--, no supondrá en la práctica un cambio sustancial en la política europea hacia la isla.

SIN GARANTÍAS DE LEVANTAR LA POSICIÓN COMÚN

   El propio Leffer recordó así que los cubanos son conscientes de que la UE negocia con la Posición Común en vigor, que condiciona todo avance en las relaciones a la mejora democrática y los Derechos Humanos y aunque se espera poderla eliminar una vez negociado el acuerdo no hay "garantías" certeras de ello.
   El alto diplomático dejó claro que el objetivo de las negociaciones con la isla "no es cambiar fundamentalmente nuestra política hacia Cuba" cuyos objetivos se conocen "desde hace tiempo". "Es apoyar el cambio y la modernización de la isla, defender y promover los Derechos Humanos, ampliar el espacio para los cubanos individuales a ejercer sus libertades fundamentales. Esto sigue sin cambios", precisó.
   Se espera que el acuerdo de normalización de las relaciones potencie las inversiones europeas en áreas con potencial como la agricultura y el turismo, aunque nunca se ha contemplado negociar un acuerdo de libre comercio bilateral.
   Cuba, además, pierde este año las ventajas de que disfrutaba por pertenecer al sistema de preferencias arancelarias de la Unión Europea (SGP), que, en el nuevo periodo presupuestario, ha dejado fuera a países con mayor renta media. No obstante, la Unión Europea sí prevé "mantener el mismo nivel" de ayuda en cooperación que ha tenido desde 2008, cuando retomaron esta vía de apoyo con la isla, y que se eleva a 86 millones de euros en el periodo 2008-2013.
   La Unión Europea dio un primer paso de acercamiento con La Habana en junio de 2008, cuando los líderes europeos decidieron levantar las sanciones diplomáticas que impuso al régimen castrista en 2003, como respuesta a la detención de 75 opositores en la llamada 'Primavera negra'. Aunque las sanciones estaban en suspenso desde 2005, esta decisión permitió retomar la cooperación con la parte cubana.

martes, 25 de marzo de 2014

España abre lista de apellidos elegibles para ciudadanía

 por Daniel Palacios
Hola cubanos, desandando por la red me llego este trabajo, donde se asegura que España concederá la ciudadanía española a quienes posean los apellidos descritos en la lista siguiente. Pero no se preocupe, aquí les dejo el trabajo original y de paso les acosejo que llamen a la embajada española en Cuba.
El Gobierno de España publicó una lista de 5 mil 220 apellidos y nombre judíos que serán reconocidos tras más de 500 años de ser excluidos. Días atrás, el parlamento español comenzó una análisis para devolver la ciudadanía a los descendiente de los judíos expulsados en 1492.
Aquellos que acrediten tener dichos apellidos vivan o no en España, podrán obtener doble nacionalidad. “Aquellos ciudadanos extranjeros sefardíes que prueben dicha condición y su especial vinculación con nuestro país, aunque no tengan residencia legal en España, cualquiera sea su ideología, religión o creencias”, señala el artículo 23 del Código Civil. (Apellidos)

lunes, 10 de marzo de 2014

Tele Sur también manipula

Por Daniel Palacios
LA HABANA.- En las últimas semanas hemos sido testigos de la situación convulsa que atraviesa Venezuela y en un 90% las informaciones para los cubanos han llegado por medio de las trasmisiones de la cadena multinacional Tele Sur, con sede central en Caracas.
Frecuentes se han hecho en su parrilla de transmisiones las denuncias de manipulación de información o de una “campaña” en contra de la alta cúpula gobernante en Venezuela. Mas si usted es asiduo televidente de de Tele Sur le alerto que está siendo vilmente manejado por esa cadena.
Justo es reconocer que poseen profesionales de alta calificación y que en momentos trascendentales para las naciones de su interés, léase los principales exponentes del ALBA como Brasil, Venezuela, Argentina, Ecuador, Nicaragua y Bolivia (a Cuba la excluyo ex profeso y más adelante tocaré este caso particular), han realizado coberturas de gran calidad de factura y técnica periodística, aunque lamentablemente manipuladas y sesgadas.
Recuerdo los hechos acaecidos en la última década como los de Honduras, que le costaron la permanencia en el poder a Manuel Celaya, o las intentonas de derrocamiento a Rafael Correa en Ecuador y al propio Hugo Chávez en Venezuela. En todas cometieron un grave error para los cánones periodísticos, que ya se ha convertido en política editorial, la parcialidad se apoderó de las pantallas al punto de justificar lo injustificable.
Desde el punto de vista periodístico, son contadas la oportunidades que este canal noticioso da voz plena a los miembros de la oposición en las naciones de interés. Las que lo hace, o se asegura que las declaraciones no salgan al éter lo suficientemente impactantes, o transmiten íntegras solo aquellas que pondrían en entredicho la catadura moral de los entrevistados.
Si ponemos atención a las cuestiones gráficas de Tele Sur, veremos que son escasas o inexistentes las imágenes de actividades opositoras en la mayoría de los países con gobiernos de izquierda.
Una vez que deciden pasar esos hechos lo hacen con tomas cerradas en el caso de las manifestaciones populares, y concentradas en actitudes violentas o en la primera línea de enfrentamiento con las fuerzas del orden, algo que transmite un mensaje de insubordinación, violencia y caos, aunque las concentraciones lleguen a las cien mil personas.
En contraposición, lo mostrado sobre las fuerzas que apoyan a esos gobiernos son tomas amplias, aéreas (técnicamente llamadas picados), que dan sensación de multitud, además de imágenes de sonrisas y focos de paz. Sin dudas una muestra de parcialidad extrema y manipulación de la realidad en aras de lograr un estado de criterio favorable a las fuerzas políticas que lo sustentan.
Entonces, ¿qué cualidad moral les permite criticar a otras televisoras internacionales sobre acusaciones de parcialidad e instigación?
¿Muestran toda América Latina?
Otra de las muestras de parcialidad y subestimación política y noticiosa de Tele Sur está en la mutilada visión informativa de todos los países de América Latina.
Convido a cualquier seguidor de esa cadena que muestre una cobertura objetiva e imparcial del acontecer noticioso mexicano, dominicano, boricua, paraguayo o panameño, todas ellas, naciones que no siguen el carácter progresista y de izquierda. Lamentablemente no hay mucho de ello, a pesar de que son latinoamericanas.
Un caso especial es el de Colombia, territorio de tendencia derechista que ha sido el único que ha recibido un interés informativo especial, siempre avocado al desprestigio y la magnificación de dilemas políticos y sociales internos, en aras de restar influencia en la sociedad venezolana dada su cercanía.
Entre tanto, son casi nulas las informaciones o temas de debate sobre la realidad de Guyana, Suriname, Saint Kits y Nevis, Trinidad Tobago, San Vicente y las Granadinas, Jamaica, Bahamas, entre otras.
Cuba, un tema tabú
Si una nación posee un tratamiento marcadamente diferenciado en la política informativa de Tele Sur es Cuba.
La isla caribeña se encuentra casi ausente del panorama periodístico y de análisis de esta televisora. Solo se pueden ver noticias que muestran una realidad cubana marcada por la solidez, la tranquilidad y la confianza en el marco socio-político-económico. Es como si siguiera el consejo patriarcal de siglos pasados de “no contradigas a papá”.
¿No le resulta, cuando menos, llamativo que todos y cada uno de los países de la región tengan por lo menos una mínima muestra de sus actividades opositoras y en cambio Cuba no aparezca ni de lejos, mientras lee miles de noticias a nivel internacional sobre una disidencia interna con mayor presencia mediática?
¿Realmente pasa inadvertida la ausencia de programas de análisis sobre los pormenores positivos y negativos de la “actualización” del proceso económico y político de la Isla?
Definitivamente Cuba juega un papel muy importante en la definición de la política informativa de Tele Sur, realidad que la deja fuera del foco noticioso, y se limita a las Ferias Internacionales del Libro, los Festivales del Nuevo Cine Latinoamericano, grandes actos políticos y culturales, liberación de alguno de los cinco espías, o cualquier acontecimiento que aleje la idea de errores, desabastecimiento u otros detalles negativos tan frecuentes en la sociedad cubana.
Ejemplos de la falta de profesionalidad, imparcialidad y objetividad de este canal hay muchos. Entonces la realidad es más grande que una casa: Tele Sur no tiene moral para criticar a nadie, tal y como les falta a Cuba y Venezuela, sus principales padres y patrocinadores. Tele Sur también manipula

Cuba: cuando la ideología divide familias

Por Daniel Palacios

La división familiar ha sido uno de los “daños paralelos” que ha acarreado el dilema político cubano desde el mismo inicio del proceso revolucionario en enero de 1959. Millares de familias se han desmembrado tras la emigración, principalmente hacia los Estados Unidos, en tanto otras han quedado cercenadas en medio de profundas diferencias políticas.

 En la capital de la mayor ínsula de las Antillas, dos hermanos se vieron condenados a una lejanía impuesta por los cánones de comportamiento político. Por razones de seguridad para ambos, su historia tomará el centro de atención, mientras que los nombres y lugares serán cambiados. Después de una crianza en un modesto barrio periférico habanero, marcada por la unidad y bajo una filosofía patriarcal enraizada, Rolando y Raciel vieron cómo la muerte de su padre en 2007 dinamitó una estabilidad emocional que habían defendido a capa y espada.

“Con el fallecimiento de mi padre las cosas cambiaron radicalmente, pues como soy el mayor de los dos, me tocó ayudar a mi madre a mantener la casa y guiar a mi hermano menor. Pedimos ayuda al gobierno y nunca se nos dio atención social. Alegaron que yo tenía edad suficiente para trabajar y sustentar la familia”, dijo Rolando, un joven de 33 años, de complexión robusta y una inteligencia notable aunque poco cultivada.

 Sentado en uno de los tantos bares habaneros, su mirada acristalada denota lo difícil de la historia para este cubano, que hoy arriesga su integridad física como parte de la oposición interna cubana, sector declarado ilegal por el gobierno e intensamente perseguido por los servicios de inteligencia.

 “Mi hermano y yo siempre fuimos como uno solo, compartíamos todo, porque así nos enseñó nuestra madre, quien también murió en 2010. Incluso ocupé el lugar de un padre en su crianza, pero la vida nos ha puesto en trincheras diferentes ahora. Hace más de un año que no hablo con él ni lo puedo ver”, se lamentó Rolando. Mientras tanto, Raciel, de 24 años es hoy oficial operativo del Ministerio del Interior (MININT) y fiel defensor de todo el proceso político que lidera Raúl Castro.

También lamenta todo lo sucedido en su familia, pero asegura que más le duelen las actividades a las que se dedica su hermano. “Siempre lo vi como un ejemplo, como un padre, y durante mucho tiempo lo que más quería era ser como él, pero no sé lo que pasó tras la muerte de nuestra madre”, comentó Raciel sentado en un parque al sur de la ciudad y vestido con el característico uniforme verde olivo del Departamento de Investigaciones Criminales y Operaciones (DICO).

 Casi al unísono estos dos hermanos definieron caminos diametralmente opuestos cuando en el 2010 Rolando se vinculara a un movimiento opositor al tiempo que Raciel comenzó el curso de oficiales operativos. “Tuvimos serias diferencias por mis acciones en la oposición y sobre todo cuando fui detenido las primeras veces, algo que puso en riesgo su inclusión en el curso del MININT, pero siempre tuvimos la idea de diferenciar nuestro cariño de los pensamientos políticos. En Cuba es muy difícil enfrentar situaciones como esa y al final no se pudo”, aseguró Rolando. Se impuso la intransigencia Entonces las presiones aparecieron y fueron obligando al menor de los hermanos a distanciarse cada vez más de “Roly”. “De veras pensaba que podía dejar a un lado esa gran diferencia que tenemos, pero llegó el momento que sus actividades fueron entorpeciendo mi carrera y la realidad me puso contra la pared. Al final él decidió su camino y yo tengo que defender el que elegí”, dijo.

“Algunos de mis superiores sugirieron que pusiera distancia con mi hermano ─confesó Raciel luego de evitarlo por varios minutos─ pues de lo contrario jamás iba a ser un oficial confiable y los ascensos se me iban a dificultar. Por supuesto que me ofendí tremendamente, porque sobre todas las cosas es mi sangre”. Sin embargo, Rolando dice sentirse más libre, aunque no escapa a las suspicacias. “Si bien nosotros tenemos un pensamiento más liberal y progresista, dentro de la oposición también he tenido incomprensiones y personas que han llegado a sugerir que soy un infiltrado de la inteligencia, pues no creen que dos hermanos tan cercanos como nosotros podamos pensar diferente”, aseveró.

Entre las profundas dicotomías entre ellos, al final tuvieron un punto en común. “Tiempo al tiempo. De todas maneras estaré ahí cuando me necesite” Hace más de un año que estos dos jóvenes no se ven y saben uno del otro por referencias. Para ellos los lazos que los unen son demasiados fuertes, pero aún hoy esta es otra de las familias divididas por criterios políticos diferentes. A veces la diversidad es un tema difícil de digerir. Hasta el momento Rolando y Raciel siguen viendo a La Habana como una ciudad demasiado grande.